Dominio azulgrana

El Barcelona mantiene las diferencias al frente de la clasificación de la Liga tras imponerse ayer domingo por 2-0 a un Villarreal que jugó la última media hora con un hombre menos por la expulsión directa de Dani Raba al 61'.

Fue en superioridad numérica cuando llegaron los goles azulgranas, obra del uruguayo Luis Suárez al 72' y Lionel Messi al 83'.

Tras las victorias de sus principales perseguidores (Valencia, Atlético y Real Madrid) el equipo de Ernesto Valverde tenía que ganar en Villarreal si no quería ver menguada su ventaja al frente de la clasificación de la Liga.

Y el Barça dejó claro desde el principio que su único objetivo en su visita al Estadio de la Cerámica eran los tres puntos, con un remate al palo del central Gerard Piqué al minuto 4.

El equipo azulgrana, como es habitual, tuvo el control de la pelota y dispuso de mejores ocasiones para abrir el marcador en la primera parte, sobre todo dos de Lionel Messi, en los minutos 20 y 37, que no acertó a superar a Sergio Asenjo.

En la segunda parte apareció Jordi Alba por el carril izquierdo, convertido en extremo y poniendo balones al área que ni Paco Alcácer (59) ni Messi ni Luis Suárez lograron introducir en el arco contrario.

El Villarreal ya jugaba en inferioridad por la expulsión directa de Daniel Raba, por una dura entrada a Sergio Busquets al 61'.

En superioridad numérica, el dominio azulgrana fue aún mayor y el premio llegó en una gran combinación entre Messi, Alcácer y Suárez que acabó con el uruguayo regateando a Asenjo y marcando el primer gol del partido al minuto 72.

DineroVer más
NacionalVer más